El bizcocho llamamos al horneado, fundamental en las piezas de cerámica. En este proceso la pieza pasa de un estado crudo a uno cocido. Si hicimos bien los procesos previos las piezas pasan la prueba. Se mantienen enteras.

 

Todo el proceso de la alfarería y la cerámica es magia pura. Desde que mezclamos la arcilla con talco y agua para formar una pella, o bola, la amasamos para sacar el aire, se pone en el torno (si se sigue por ahí), se moldea y hacemos un objeto, se deja secar, se completa con el acabado más bello y se cocina.

 

Cuando decimos que transformamos la arcilla en objetos únicos nos referimos a todo el proceso. Porque todo el proceso de la cerámica es un Universo alquímico. 

 

Una metamorfosis. De esas maravillosas que provienen de la mano del hombre, pues otras metamorfosis verdaderamente increíbles nos regala la naturaleza. Sólo ver el proceso de larva a mariposa.  

 

Y en este proceso de cambio o de transformación, hay una parte que se ve, y la otra no, está más oculta, más profunda…como sucede con un iceberg.

 

Porque la cerámica es un viaje también con nosotros mismos. A nuestro interior. De allí que nuestro Taller de Cerámica y Arte Sacro se llama Jikan, que significa verse a sí mismo. Implica un viaje para nosotros quienes fabricamos, y también un viaje a toda persona quien hace uso de esa pieza. 

 

Una propuesta de “volver a lo simple” con objetos bellos, hechos a mano y a conciencia, que traen armonía a tu vida.

 

Si quieres leer un poco más de este proceso y de esta conexión con nosotros mismos tenemos dos notas que podrían interesarte TIEMPOS DE ARCILLA. DIFERENCIA ENTRE LA ALFARERÍA Y LA CERÁMICA, y MANOS EN EL BARRO. LA CERÁMICA Y SU ORIGEN EN LA TIERRA.

La experiencia de cocinar la cerámica

 

El fuego mismo significa transmutar. Transmutar es el poder de transformar, de cambiar algo en otra cosa. Es el proceso donde todo se reduce a cenizas, pero también es vida. El sol es fuego y sin él ¿Qué sería de nosotros y el planeta?

 

El hombre mismo está en constante devenir, en proceso de transformación del ser. De hecho, con esta premisa se basa la teoría de la reencarnación: “nada es permanente, todo se transforma”.

 

Con el fuego se logra que las piezas de cerámica pasen de crudas a cocidas. Es la bizcochada.

 

Y este es el momento en el que «el horno habla», él te dice si has hecho las cosas bien o no…

 

Es decir, si las piezas se mantienen ilesas, intactas, significa que todas las etapas anteriores del proceso se hicieron correctamente, sobretodo el amasado, pues si la pella queda con aire, el aire explota en el fuego y la pieza se quiebra o rompe. 

 

Al final, las piezas adquieran la dureza y resistencia necesaria listas para ser usadas en el espacio y con la función para la cual fueron diseñadas, 

 

La textura, impermeabilidad y color dependen de la temperatura alcanzada y los óxidos y arcillas que se utilizaron.

 

El viaje en el horno tiene tres etapas importantes: 

 

1) Templado: es el calentamiento necesario para que la arcilla pierda la humedad y el agua química. La temperatura llega a 100 grados por hora.

 

2) Cocción : aquí se cocinan las piezas. La arcilla se transforma en bizcocho y se conoce como “Cocción de Bizcocho”. 

 

El calor debe subir lentamente durante las primeras horas de cocción hasta que la temperatura llegue a 600 ºC, que es el momento en que deja de ser de barro en una transformación conocida como “cambio de estado de la arcilla”. De esta manera,  cambia su composición química para que sea un material semejante a la piedra.

 

En esta etapa la temperatura puede llegar a 1000 grados centígrados y las piezas tendrán un color anaranjado intenso.

 

El horneado dura normalmente entre 4 y 9 horas, aunque una pieza puede hornearse 1 o 2 veces, dependiendo del acabado que queremos dar. 

-Si utilizamos engobes; solo necesitamos una cocción.

-Si utilizamos esmaltes o calcinas, vamos a utilizar más de una cocción.

-Si ahumamos las piezas, la cocinamos en el horno y luego va al fuego. Te contamos más adelante. 

 

3) Enfriamiento: enfriar las piezas lleva entre 24-48hs. Al igual que el templado, debe hacerse lentamente, para evitar grietas o roturas. 

Normalmente en el taller horneamos de tarde-noche, y abrimos el horno al día siguiente.

Tipos de hornos para cerámica

Un horno es un compartimento cerrado que tiene la capacidad de retener el calor que se genera en su interior. Son una parte vital para la elaboración de cerámica, sin cocción de la arcilla no hay buenas piezas.

  • Tiene chimenea o tiraje, por donde salen los vapores y gases que se queman en la combustión.
  • Tiene una o varias bocas o puertas por donde se introducen los elementos que se quieren hornear, las que posteriormente se tapan o se cierran.
  • Puede tener una boca de alimentación por donde se introduce el combustible (hornos de leña) o varios orificios más pequeños (por donde entra la llama de los quemadores de gas) o puede no tener boca cuando los hornos son eléctricos.
  • Puede tener pirómetro (aparato de medición de temperatura).

 

El horno que utilizamos nosotros en Jikan es eléctrico, de carga frontal.

Otros tipos de hornos utilizados con buenos resultados para la cocción son los hornos de pozo.

La Magia del fuego

En Jikan, usamos el horno de pozo para ahumar las piezas. Un proceso muy místico posterior a la cocción en horno con fines decorativos.

En realidad, le decimos de pozo, porque es posible hacer en la tierra, pero hasta ahora venimos incursionando el ahumado de las piezas de cerámica en un recipiente. Los pasos que seguimos son:

-Introducimos viruta (o sea, aserrín) y la pieza de cerámica en el recipiente. 

-Prendemos fuego y tapamos (con baldosas o la misma tapa) 

-Dejamos 24 horas. 

El mismo humo va decorando la pieza mágicamente. Podemos “determinar” previamente cómo quedará en función a la ubicación de las piezas y si se tapó alguna parte o no, pero es un proceso donde no existen certezas , y es una obra puramente orquestada por el Universo y la naturaleza a través del fuego.

 

Te dejamos dos ejemplos de nuestra colección de objetos:

Puedes hacernos tu pedido por aquí, también hacemos por cantidad, para restaurantes, eventos, comercio mayoristas, etc.